Videoescándalos — El Universal

Son ahora secretarios de Estado, funcionarios federales, senadores, cambiaron de partido político o fueron exonerados de los delitos

Johana Robles

[email protected]

A 10 años, los actores políticos involucrados en el caso de los videoescándalos han tenido distintos destinos.

Se convirtieron en secretarios de estado, funcionarios federales, senadores, se cambiaron de partido político o fueron exonerados de los delitos por los cuales fueron acusados.

A la fecha, el único que está en la cárcel es el ex secretario de Finanzas del Distrito Federal en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, Gustavo Ponce Meléndez, quien desde hace tres años está preso en el Reclusorio Oriente por el delito de fraude genérico cometido en la delegación Gustavo A. Madero. Purga una condena de 8 años.

Una de las protagonistas, Rosario Robles, quien renunció a su militancia en el Partido de la Revolución Democrática (PRD) a los siete días de difundirse los videos, ahora es la titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) en el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

En esa misma dependencia federal, se encuentra Ramón Sosamontes, ex perredista y quien aparece en un video con el empresario argentino Carlos Ahumada, desde diciembre del 2012 ocupa la Jefatura de la Oficina de la titular de la Sedesol.

Mientras que René Bejarano, quien fue desaforado de su cargo como diputado local para enfrentar cargos por lavado de dinero y permaneció ocho meses en la cárcel, fue exonerado de los cargos y se mantuvo durante varios con bajo perfil.

Regresó como integrante de la Comisión Política Nacional del PRD -órgano de decisión más importante de dicho instituto político- y su corriente Izquierda Democrática Nacional (IDN) es la que tiene mayor presencia en el Distrito Federal con diputados locales y jefes delegacionales.

El empresario argentino Carlos Ahumada se encuentra en su natal Argentina estuvo preso tres años en el reclusorio norte, del 2004 al 2007, y obtuvo su libertad porque fue exonerado de los cargos. Ahora es propietario del equipo local Club Sportivo Estudiantes de segunda división en aquella nación sudamericana.

DELEGADOS Y ACTORES LOCALES

En 2004, los entonces jefes delegacionales de Tlalpan, Gustavo A. Madero, Tláhuac y Álvaro Obregón fueron involucrados en el caso y que fueron investigados por la Contraloría General del DF y la Procuraduría capitalina. Sólo en el caso de GAM, el entonces titular de la demarcación estuvo en la cárcel, los demás fueron exonerados.

A 10 años, Carlos Imaz, quien dejó el cargo como jefe delegacional de Tlalpan, se alejó de la vida pública y política. Se dedicó a la academia y actualmente es profesor de tiempo completo, en la licenciatura de Sociología, en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Mientras que el entonces delegado de GAM, Octavio Flores Millán, y quien estuvo preso dos años por el delito de fraude genérico vinculado con las empresas de Ahumada, se alejó de la vida pública.

La titular de Tláhuac en esa época, Fátima Mena, sigue militando en el PRD y se le identifica en la corriente Nueva Izquierda (NI) de los “Chuchos”. En el 2012, hubo negociaciones para que fuera nuevamente candidata a jefa delegacional pero por el PRI.

En el caso de Leticia Robles Colín, entonces perredista y jefa delegacional en Álvaro Obregón, ahora es priísta y busco ser delegada en el 2012 por el partido tricolor. Ahora ocupa un espacio en la dirigencia local del PRD en el Distrito Federal.

jlr